Pongámonos las pilas

Lo que se habló en el I Encuentro de Tecnología

Al margen de las polémicas acerca de la capacidad de innovación de los países latinos, de innovación se habló -y mucho- en el I Encuentro de Tecnología organizado por el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias –CIAT- celebrado en Miami (Florida USA) el pasado mes de octubre.

En el Encuentro algunas empresas presentaron con detalle sus dispositivos –máquinas fiscales- y sus aplicaciones específicas para Administración tributaria relativas bien a la gestión tributaria en sentido amplio o bien respecto a determinados ámbitos de actuación (Intercambio automático de información, Country by Country Reporting, etc).

Otras empresas, sin embargo, enfocaron su participación con una reflexión en voz alta acerca de las oportunidades que ofrecen las TIC para las administraciones tributarias lanzándose al aire ideas como la necesaria capacidad de innovación, flexibilidad y adaptabilidad como elementos clave para el futuro o la búsqueda permanente de soluciones integradas y de interés común para la Administración y los contribuyentes concebidas y diseñadas pensando en el largo plazo de manera que no se implanten aplicaciones o servicios que queden obsoletos en el momento de establecerlos.

Se habló también de la creación de equipos que gestionen las tendencias y patrones que pueden impactar en la actividad de las administraciones tributarias, de la reflexión y actuación permanente sobre las necesidades del capital humano incidiendo en la provisión de nuevas habilidades -reforzando la formación -y de la necesaria apuesta por la inversión planificada y programada en el análisis y tratamiento de datos.

El Servicio de Administración Tributaria de México expuso su experiencia en materia de facturación electrónica desarrollado en colaboración con Microsoft aprovechando los servicios de cómputo en la “nube”.

Por su parte, el ENCAT -Encuentro Nacional de Administradores Tributarios de Brasil- expuso algunas de las soluciones de facturación que se han implantado en ese país y que han sido muy exitosas como las Notas electrónicas al detal (NFe) -que reemplazan a los comprobantes generados por impresoras fiscales – que permiten al consumidor verificar la validez del documento emitido y comprobar el origen de la compra, reducir el uso de papel y, en general, simplificar las obligaciones de los contribuyentes.

Y parece que esto solo acaba de empezar. La enorme pujanza que los servicios electrónicos en la administración tributaria en América Latina se ve favorecida por los avances de las TIC en términos de poder de cómputo, de capacidad de almacenamiento, de conectividad, de tamaño y de reducción de costes. Pero sobre todo, por la existencia de una población muy joven que ha nacido con un smartphone bajo el brazo.

Como muestra vale un botón. Durante 2015 se emitieron en Brasil 3.500 millones de facturas electrónicas, en Argentina 1.022 millones, en Chile –que fue la administración pionera- 367 millones y en Ecuador 1.279 millones de facturas. En México, de acuerdo con el modelo antes comentado, en 2015 se han emitido 5.782 millones de facturas electrónicas y en Uruguay 363 millones1

Es verdad que, en este lado del Atlántico, persisten severos problemas demográficos, sociales y económicos para la reducción de la pobreza, para la mejora de las condiciones de vida y salud de sus ciudadanos o para alcanzar mayor institucionalidad y la calidad de la democracia.

Pero también es cierto que la generalización y de los productos y servicios derivados de las TIC está provocando grandes cambios y transformaciones.

Qué podemos concluir de este I Encuentro. En primer lugar, que es posible -y deseable- un acercamiento al sector privado en un marco de trasparencia y de confianza mutua. Este intercambio de experiencias beneficia a todas las Administraciones tributarias, tanto a las contratan sus servicios y productos con el sector privado como aquéllas que cuentan con medios propios para desarrollar sus aplicaciones.

En segundo lugar, y quizá lo más importante, que las Administraciones tributarias, en cuanto encargadas de allegar los recursos públicos necesarios para financiar las políticas públicas, deben asumir un papel protagonista y ponerse a la vanguardia de estos cambios liderando la innovación en su ámbito de actuación para abrir camino y servir de guía a otros sectores de la Administración y de los servicios públicos.

Es decir, las Administraciones tributarias deben ponerse las pilas y no pensar en que “la luz eléctrica alumbra aquí tan bien como allí donde se inventó” sino todo lo contrario.

__________________

Datos incluidos en el Estudio Comparativo de la Factura Electrónica en América Latina . Octubre 2016. Amexipac.
http://amexipac.org/estudios.html

3,078 total views, 1 views today

7 comentarios

  1. Mariyel Respuesta

    Excelente artículo, espero que la AT en Venezuela pronto se ponga las pilas!

  2. Hipolito Salgado Respuesta

    Cordiales saludos
    Es para mi, particularmente satisfactorio ver como cada vez se acorta la Brecha Tecnológica entre las administraciones tributarias y los administrados, si revisasemos este mismo tema hace una decada, veríamos que la situación tenía otro diagnóstico, y esto, entiendo por la presión de estos últimos, quienes ven una desventaja cuando no se actúa en la misma velocidad con sus operaciones propias del mundo de los negocios modernos.
    Sin embargo también debemos considerar un tema crítico a las comunicaciones y las IT, el que se refiere a la seguridad, he leído con cierta sorpresa el caso de Mexico y su sistema de Fcturación con respaldo en la «nube» , no tengo mayor conocimiento legislativo mexicano, pero aún asi debo suponer que tengan un solido software que cautele la «reserva tributaria» como un derecho importante de sus administrados, tema que seria importante sea difundido para conocimiento y analisis.
    Gracias por el espacio. Saludos

    Hsalgado

  3. Jorge Respuesta

    Muy bien

  4. williammallqui Respuesta

    Interesante el análisis sobre la conveniencia de utilizar la Tecnología y la modernidad al servicio de las Administraciones Tributarias y por parte de los contribuyentes, y su vinculación con la recaudación de los Tributos para que los Estados puedan cumplir con sus fines en favor de la sociedad.Juan Francisco, con su visión aguda deja clara la advertencia sobre la pronta obsolescencia de la referida tecnología, debido a su galopante innovación y como quiera, que en las legislaciones de todos los Sistemas Tributarios, básicamente en el Impuesto a la Renta de las producto de las Actividades Empresariales, se reconoce las deducciones por obsolescencia de los bienes del capital, la pregunta que surge es ¿Si el avance tecnológico repercutiría negativamente en contra la recaudación tributaria?. Felicito por el Evento importante y por el análisis sobre la conveniencia del uso de la Tecnología para lograr en un futuro inmediato la Transparencia Fiscal.William Mallqui

  5. Raúl, de Chile Respuesta

    Muy buen reportaje, saludos, siempre hay que seguir avanzando y reforzar las aplicaciones debiles en los servicios con los contribuyentes. felicitaciones

  6. Yamileth Miriam Vega Herrera. Respuesta

    Excelente artículo, el título es muy sugestivo, da la idea que se debe hacer más en el tema tratado. Por supuesto, es así, no todo está concluido, no se puede ser conformista, no podemos ignorar que efectivamente, el intercambio de experiencias beneficia en todo campo y con mucha más razón tratándose del tema tributario. Día con día se cuenta con nuevas herramientas en el aspecto tecnológico, así se tiene la factura electrónica, que en algunos sistemas costó en un principio que los ciudadanos ( contribuyentes o no ) se acostumbraran a este documento electrónico y puede ser que incluso hoy día, en una minoría, exista negativa a creer en sistemas contables informáticos, de primera línea. Todo depende de las Administraciones Tributarias y del personal con que cuenta para tan importante labor, se debe estimular y crear conciencia de la necesidad de la utilización de la herramienta tecnológica, porque estoy de acuerdo en que debemos ponernos la pilas, no sólo quedarnos en las palabras de «todo está cambiando», «la tecnología es muy importante», » hagamos esto», «pongámonos al día en la nueva tecnología». Me cuestiono, se estará haciendo correctamente, como se requiere, no se debe olvidar que ante todo hay que inspirar confianza, seguridad y transparencia. No porque se tenga herramienta tecnológica de primera línea es que ya todo está resuelto. Excelente artículo don Juan Francisco, porque efectivamente, no todo está concluido y nos hace reflexionar con el ejemplo de la luz eléctrica.

  7. Vicente Peirats Respuesta

    Gracias por el articulo. Un abrazo y una felicitación.La tecnología es un medio estratégico para transformar las administraciones tributarias. Está ahí y debemos utilizarla integrándola en los procesos, concibiendo esos procesos desde su inicio con la mejor tecnología posible. Capacidad de innovación significa imaginación y funciona de verdad cuando se ve acompañada de claridad de los objetivos, compromiso de la dirección, inversiones suficientes y paciencia, porque la implementación efectiva y la madurez tecnológica de los instrumentos y de las personas lleva un tiempo. Un gran proyecto puede tener un recorrido de 6 años desde su concepción hasta su asentamiento final, así que hay que elegir tecnologías sólidas, probadas, no una moda pasajera. Un reto que no podemos dejar pasar sea por pereza, dificultad o desconocimiento. Y que, mala noticia, no prescribe nunca. En contra de lo decía Unamuno (¡Que inventen ellos!), digamos en voz alta: «¡Í+D+i para todos!».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscripciones CIAT

Navega en el sitio sin restricciones. Consulta y descarga los contenidos.

Suscríbete a nuestros boletines electrónicos:

  • Blog
  • Oferta Académica
  • Informativo
  • Publicaciones
  • Alerta de Noticias

Activar suscripción

Miembros CIAT

Representantes, Corresponsales y Personas autorizadas (AT)