Para bailar el tango hacen falta dos …

Esta analogía subraya la interdependencia entre el Estado y la Sociedad en la construcción de una convivencia armoniosa y justa. Cuando ambos actores cumplen con sus respectivas obligaciones, se establece un equilibrio en el «baile» del pacto social, lo que conduce a una mejor calidad de vida y una sociedad más saludable.   IA

 Mis experiencias en el servicio tributario han concurrido con una gestión de Estado sustentada principalmente en su capacidad intrusiva para doblegar un incumplimiento tal vez derivado de razones socioeconómicas culturales, políticas o tributarias motivadoras de insatisfacción social que alteran la convivencia.

LAS EXPERIENCIAS

He participado en procesos coercitivos de imputación de pagos a deudas pendientes a través de millones de errores, problemas bancarios y un masivo desconocimiento o rechazo de la obligación tributaria.

La burocratización y atosigamiento de los procesos manuales de imputación y discusión para la preparación de la gestión coactiva dejaban amplios espacios para moratorias y acuerdos “muy especiales” de pago que beneficiaban a incumplidores, castigaban a cumplidores y “descomprimían el cobro judicial”.   La insatisfacción y resistencia al aporte crecían en la sociedad…

Maltrechas obras, caminos de ripio o tierra intransitables conducían a regiones donde la explotación de los trabajadores era expuesta en la producción de ladrillos en hornos con temperaturas que los convertían en rojos camarones y en los cultivos de tierras y el arreo de ganado en condiciones deplorables de vida cuyas modestas necesidades eran provistas con sobreprecios por almacenes informales de las fincas en que trabajaban a cambio de los bonos que recibían por su trabajo.

En ese clima social los machetes estaban a dispensa de su patrón cuando lo requería y…. siempre brillaban hacia nosotros.

Los problemas para la provisión de servicios, la elaboración de políticas redistributivas, el estímulo, la estabilidad y la equidad de la economía eran reactivo generador de descontento, frustración y desconfianza que amenazaban al Estado con protestas.

Altos costos de cumplimiento de las obligaciones para cubrir impuestos nacionales, provinciales y municipales sobre bases similares de imposición atenazaban las voluntades de pago.

Un proyecto de asistencia al país y posteriormente otros fuera de él, me llevaron a la membresía y consultorías de organismos internacionales.

Más de 30 años me ocuparon la reorganización de administraciones tributarias de algunos países latinoamericanos y la creación de “unidades intrusivas” con entrenamiento de grupos de trabajo para operar en la informalidad con apoyo de fuerzas de seguridad y ejercito en clausura de negocios, detección de depósitos y secuestro de mercancías ilícitas en almacenes y control de transporte.

Una de mis experiencias – hoy la pienso “alucinante” – para la coerción del aporte, resulto en una operación de control de informalidad:

“…40 bocas de manzanas circundadas por otras tantas tanquetas, 100 motos y 300 hombres armados asegurando un área de operaciones “liberada” por el terrorismo con asalto y ataque de 11 objetivos previamente investigados y elegidos para la operación, intervenidos por más de 100 auditores de tributos internos y aduaneros y 50 fiscales del Poder Judicial, con gran difusión nacional e internacional…”.

La experiencia, de “ribetes tributarios” poco frecuentes, altamente difundida por los medios, atrajo a otros países a probar similar estrategia,  priorizando la creación de unidades con amplias facultades y apoyo del ejército para operar en los abundantes centros informales.

Hoy no queda de ello más que algún recuerdo, los esfuerzos solo contribuyeron al inmediato mediano plazo, el valor y esfuerzo de quienes participaron no agregaron nada a la cultura, siquiera sirvió para advertir al Estado la necesidad imperiosa de cambios.

El aporte conseguido por coacción del Estado no conduce al bienestar sin cumplimiento del mandato,  debí poner entonces más énfasis en la identificación y ajuste del origen sociocultural, económico y tributario de los incumplimientos.

Tal vez no debí solazarme en el uso de las acciones coactivas …  hoy   tengo claro que (como el 2 por 4 porteño) “este tango también necesita de dos” …. Estado y Sociedad ….

EL ACUERDO

CEPAL explica la relación Estado Sociedad como “un contrato libremente establecido por los hombres interpretado en el acuerdo de acciones de orden político y normativo para regular la convivencia, satisfacer las aspiraciones sociales, aceptar los costos que resultaran de ellas y los tributos que han de cubrirlas”  ….

Tanto para la Sociedad como para el Estado, existen obligaciones en tal acuerdo que deben cumplirse, la ley tributaria otorga facultades coercitivas al Estado para exigir el cumplimiento de las que corresponden a la sociedad.

¿¿Cómo responde el Estado por el incumplimiento de sus obligaciones de corregir las desigualdades latinoamericanas que el análisis del Latinobarómetro 2020 muestra en el cuadro Nº 1 o de reducir los niveles de pobreza que la CEPAL 2020 muestra en el cuadro Nº 2…??

Cuadro Nº 1


Cuadro 2


Comencemos por “el principio…” el acuerdo nace en la renuncia de los individuos a ciertos derechos y libertades individuales en beneficio de un bien común y de estabilidad social, para lo cual delegan poder y autoridad en un gobierno o Estado que se compromete a proteger los derechos y garantías de los ciudadanos y a proveer los servicios y beneficios necesarios que sustentan con su aporte.

El registro del acuerdo en la Carta Magna le otorga un rango de norma suprema que garantiza protección y cumplimiento a lo largo del tiempo; ofrece seguridad jurídica a los ciudadanos al establecer derechos, deberes y responsabilidades del Estado y de la Sociedad y sirve de marco de referencia para las decisiones y la creación de leyes y políticas públicas que atienden el bienestar social.

Para abordar sus obligaciones es esencial que se trabaje en la gestión de fondos y servicios, en la transparencia presupuestaria y fundamentalmente en el involucramiento ciudadano en las decisiones y acciones del Estado.

LA PARTICIPACION SOCIAL

La participación ciudadana en las decisiones de gobierno es un «derecho “.

En democracia las decisiones colectivas deben ser visadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad y confianza a los presupuestos de servicios y obras a cargo del Estado o se la quitan cuando no le satisfacen, la encuesta mundial Gallup en el cuadro Nº 3 expone la disminución de confianza que acreditan los sistemas de justicia en algunos Estados entre los años 2007 y 2018.

Cuadro Nº 3


La falta o insuficiencia de la participación de la Sociedad o de su representación en el programa de inversiones y servicios    posterga aspiraciones sociales y provoca insatisfacción por la gestión de gobierno.

El cuadro Nº 4    (Latinobarómetro 2023) señala negativas apreciaciones sociales respecto la democracia participativa y pone en tela de juicio su eficiencia en procura del bienestar.

No se cumple con los principios fundamentales del pacto social, ni existe gobierno democrático y participativo si un poder feudal o autoritario se impone sin participación y consentimiento de la sociedad. La sumisión de los pueblos a tales condiciones resulta de la opresión, la falta de alternativas viables o la coerción.

Cuadro 4


La acusación de compra de votos del cuadro Nº 5 (Transparencia Internacional Barómetro Global de la Corrupción, 2019) subraya la importancia de fortalecer la integridad de los procesos electorales, promover la igualdad de participación política y garantizar que los sistemas democráticos reflejen la voluntad de la ciudadanía, la corrupción política contribuye al ejercicio del poder por delincuentes que procuran el enriquecimiento ilícito y el ejercicio populista del estado de derecho.

Cuadro Nº 5


La ley es instrumento democrático de un orden que procura la convivencia social, tanto su validez como su legitimidad dependen en gran medida del proceso que la crea y aplica.    Su existencia parece a veces interpretada por propósitos no tan democráticos.

LA SATISFACCION

La necesidad de “satisfacción social”, induce a comprobar previamente el equilibrio entre los intereses sociales y las facultades concedidas al mandato del Estado.

El aporte voluntario expresa la satisfacción de la sociedad con el cumplimiento del mandato estatal, su insatisfacción habla de la necesidad de cambios y hasta del derecho social a una democrática revisión del mandato.

Cuando una sociedad percibe justas y equitativas las políticas de gasto público, del sistema tributario y de la forma en que los impuestos se administran, está más dispuesta a cumplir su parte de obligación en el acuerdo.

La comprensión de las motivaciones sociales es un campo complejo y las respuestas pueden variar, algunos sectores insatisfechos se ven influenciados por la amenaza de castigo y actúan estos casos como incentivo para cumplir con ciertas normas o reglas.

LA INSATISFACCION Y EL MANDATO

El limitado cumplimiento de los derechos y beneficios sociales, la complejidad de las regulaciones, el peso de las cargas tributarias, la corrupción, la falta de acceso al crédito formal y de oportunidades que percibe la sociedad en las políticas, da lugar al ambiente propicio para el desarrollo de actividades ilícitas con la significación que señala el cuadro Nº 6 (Global Financial Integrity 2017) y en tal escenario y magnitud acceden al poder político.

Cuadro Nº 6

Fuente: Global Financial Integrity. Transnational Crime and the Developing World. Channing May. March 2017

 

… Se vive una época en que se aprecia el propósito autoritario de gobiernos comprometidos con una delincuencia que accede al ejercicio del poder sociopolítico mediante el financiamiento de campañas políticas; la infiltración en los partidos; la intimidación y la violencia o el soborno y la corrupción y una vez en él, debilitan el estado de derecho y promueven la impunidad de sus ilícitas actividades.

Los términos coacción o coerción, se refieren a la aplicación de fuerza, presión o punición legal para recuperar crédito a través de sanciones y multas, embargos, demandas ante tribunales, cobros ejecutivos directos con facultades especiales, incautaciones, clausuras, “escraches”.

Las actividades ilícitas, los índices de evasión, las diferencias en discusión con los contribuyentes y las deudas acumuladas en el poder judicial por años que la encuesta ISORA muestra en el Cuadro Nº 7 son indicios de incapacidad disuasiva, blindajes de información y tal vez desinterés de los gobiernos para superarlos, pero principalmente de insatisfacción social y crisis en la convivencia.

Cuadro Nº 7


LA LEGITIMIDAD DE LA VIOLENCIA

Define Max Weber (1919): Estado moderno es una asociación de dominación con carácter institucional que ha tratado de monopolizar dentro de un territorio la violencia legítima como medio de dominación ordenando y administrando la vida en sociedad.

La legitimidad de la violencia a la que refiere Weber no es física ni psíquica, resulta del ejercicio de las facultades coercitivas concedidas al Estado por la Sociedad para sustentarlo

La coacción del Estado, no “legitima” los aportes de la sociedad ni asegura satisfacción social, solo fuerza su cumplimiento.

La capacidad de coerción para controlar el dislate económico y la insatisfacción por los servicios que presta el Estado está llegando a su límite crítico, el descontrol es evidente, el acuerdo social está en desequilibrio y el poder político contaminado.

Utilizar la fuerza disuasiva para recuperar el aporte o disponer condiciones favorables del poder político para crear tributos y compensar los déficits, sin abordar las causas subyacentes del incumplimiento, implica el ejercicio de un poder autoritario represivo y una sociedad propensa a la rebeldía orientada a la informalidad encubridora del ilícito.

EL “BAILE”

Un mínimo análisis impulsa a pensar en el acuerdo Sociedad-Estado como sujeto de democrática realimentación en procura de mejorar la armonía de la vida en convivencia, controlando la coerción cuando el mandato no se cumple, investigando las causas que impulsan la falta de cumplimiento del compromiso social y realimentando las instituciones responsables del desequilibrio.

La   encuesta Gallup muestra en el cuadro Nº 8 falencias en los servicios educativos, en tanto en el cuadro Nº 9 señala aquellas que proveen asistencia social en salud.

Cuadro Nº 8


Cuadro Nº 9


Se trata de servicios básicos cuyas falencias pueden originar que la sociedad comience a pensar distinto, tal parece expresarlo la opinión de la comunidad en el cuadro Nº 10 del Latinobarómetro 2023

Cuadro Nº 10


La dependencia de la coerción para recaudar es en gran medida indicador de problemas subyacentes en la economía, en la gestión de gobierno y por ende en la satisfacción de la sociedad por el ejercicio del mandato concedido.

Hoy pienso que una revisión de propósitos puede contribuir a mejorar la convivencia de una sociedad desgastada por el maltrato de gobiernos a quienes se concedió confianza y también a estimular a los profesionales a asumir un rol más participativo en la relación Estado Sociedad a fin de promover una perspectiva confiable que facilite el equilibrio de los intereses sociales entre ambos y preservar la salud de las instituciones democráticas.

Para restaurar la confianza de los ciudadanos el Estado debe abordar las cuestiones de equidad, justicia y eficiencia, promoviendo mejoras en su gestión, transparencia y rendición de cuentas.

La convivencia debe ser el propósito de la comunidad, la solidaridad el instrumento que la provea, la honestidad la forma de alimentarla.

¡En mi vejez anhelo otro modo de vida para quienes me suceden, necesito sentir que los esfuerzos que he realizado han contribuido al menos a formar seres útiles a la sociedad con vocación y respeto por la prestación de políticas y servicios sociales para buscar con ellos el origen de la insatisfacción social y la represión de quienes lo han provocado … puede que algo se pueda conseguir…!!!

Agradezco a quienes me dan oportunidad para expresar mis preocupaciones y disimulan las utopías en que he fundado mi vocación.

Sigo creyendo en ellas… me han de acompañar al “largo viaje”, su desarrollo en la humanidad seguramente ha de costar….  queda en buenas manos.

3,138 total views, 54 views today

Aclaración. Se informa a los lectores que los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados en el texto pertenecen únicamente al autor, y no necesariamente a su empleador ni a ninguna organización, comité u otro grupo al que el autor pertenezca, ni a la Secretaría Ejecutiva del CIAT. De igual manera, el autor es responsable por la precisión y veracidad de los datos y fuentes.

1 comentario

  1. Anónimo Respuesta

    Muy bueno en particular cuando relaciona con la justicia la educación la democracia
    También cuando referencia con el avance de la pobreza
    También la conclusión final

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscripciones CIAT

Navega en el sitio sin restricciones. Consulta y descarga los contenidos.

Suscríbete a nuestros boletines electrónicos:

  • Blog
  • Oferta Académica
  • Informativo
  • Publicaciones
  • Alerta de Noticias

Activar suscripción

Miembros CIAT

Representantes, Corresponsales y Personas autorizadas (AT)