¿Robots? … A los impuestos

Hace un año, Santiago Díaz de Sarralde se estrenaba en este espacio con su artículo ¿Impuestos sobre los robots? en los que planteaba preguntas sobre las enormes implicaciones que el continuo desarrollo de inteligencia artificial y robótica a niveles superiores y su aplicación tendrán sobre el trabajo y, consecuente, sobre las rentas derivadas de ese trabajo.

Sin pretender imitar miserias ni filosofías, aprovecho para titular mi primer post del año, invirtiendo no solo el orden de las palabras, sino también la visión y el enfoque que para la administración tributaria pueden tener la informatización y el uso de esa inteligencia artificial y robótica. No creo que ahora, ni en el futuro, la mayoría de los que leamos estos artículos, alcancemos a ver figuras metálicas modeladas a lo C3P0 que lleguen a las empresas a practicar auditorias. Pienso, eso sí, que la administración tendrá la oportunidad – ¿obligación moral tal vez? – de utilizar las tecnologías de información y la creciente capacidad de procesar altísimos volúmenes de información en muy poco tiempo para facilitar el cumplimiento e incrementar el control. Una aplicación de tecnología que simplifique realmente los procesos a los contribuyentes y reduzca sus costos, a la vez que identifique las situaciones de incumplimiento, o la probabilidad de que ocurran, de la manera más oportuna.

Una de esas aplicaciones es la propuesta de declaración del IVA que el Servicio de Impuestos Internos de Chile puso en operación en septiembre de 2017. El sistema tuvo una tasa de adopción en el mes de lanzamiento, que solo puede ser calificada como espectacular, 37.9% de los contribuyentes que contaron con una declaración propuesta, la aceptaron. Este número correspondió al 26.7% del total de declarantes del IVA. En solo el segundo mes, más de 600 mil contribuyentes aceptaron esa propuesta representando así el 52% del total de declaraciones mensuales del IVA que recibe la administración tributaria. Actualmente más de 700 mil contribuyentes (o 60% de los declarantes) aceptan periódicamente esa propuesta de declaración.

Pero la ganancia para los contribuyentes no se limita a la propuesta de declaración, sino al hecho de que el SII libera de la obligación a los contribuyentes de preparar los registros de compras y ventas y los construye para el contribuyente a partir de las facturas electrónicas, notas de crédito y notas de débitos, emitidos por él mismo, y por los proveedores de bienes y servicios que le han emitido facturas, ya en poder del SII. Estos registros pueden ser complementados por los contribuyentes, por ejemplo, para incorporar boletas[1].

Por supuesto que esto solo es posible en un escenario en que existe factura electrónica, esta es utilizada masivamente por la gran mayoría de los contribuyentes, lo que solo se logra en nuestra experiencia con la obligatoriedad general, y las mismas son recibidas por la administración tributaria.

Los beneficios son evidentes. Por un lado, 60% de los contribuyentes del IVA se beneficia de la simplificación de procesos, disminución de costos de cumplimiento, encuentran una posición de certeza con la administración y disminuye la potencialidad de divergencias y conflictos. Por otra parte, los beneficios para la administración son también notables, y surgen no solo de la simplificación de procesos y las mejoras de eficiencia, sino de la posibilidad de liberar recursos, siempre escasos, para destinarlos al control, no solo del otro 40%, sino de sectores y contribuyentes con mayores tendencias al incumplimiento. Se manifiesta así una de las promesas de factura electrónica y del acercamiento de la administración a la transacción.

A veces, la lectura rápida de números y estadísticas nos hace perder el foco de la complejidad asociada. Pero recuerde que hablamos de que la administración propone cientos de miles de declaraciones, de periodicidad mensual, a partir de cientos de millones de documentos electrónicos que recibe y procesa permanente durante ese período. Los requerimientos de recepción, almacenamiento, procesamiento de datos son enormes, los retos sobre la calidad mínima que esos datos deben tener hacen el requerimiento aún más grande. Se acerca un poco, en mi opinión, a esos niveles de automatización que derivan de la inteligencia artificial y robótica.

Chile empezó en América Latina a proponer la declaración de renta anual de personas naturales en 2001, fue el primero en lanzar la factura electrónica en 2003, y ahora vuelve a ser pionero en la preparación de los registros de compras y ventas y la declaración propuesta mensual del Impuesto al Valor Agregado. Enhorabuena.

Saludos y suerte.

[1] En Chile las operaciones con consumidor final que no otorgan créditos fiscales se documentan con Boletas.

3,102 total views, 2 views today

Aclaración. Se informa a los lectores que los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados en el texto pertenecen únicamente al autor, y no necesariamente a su empleador ni a ninguna organización, comité u otro grupo al que el autor pertenezca, ni a la Secretaría Ejecutiva del CIAT. De igual manera, el autor es responsable por la precisión y veracidad de los datos y fuentes.

20 comentarios

  1. Francisco J Beiner Respuesta

    Muy bueno el blog Raúl, felicitaciones!!!

    Y lo mejor de todo esto es que estas experiencias de los países miembros sirven de benchmarking para otras administraciones tributarias y su implementación previa divulgación, coordinación y apoyo técnico del CIAT.

    Con respeto a los eventuales menores ingresos del fisco, espero que se crearán muchos otros puestos de trabajo con nuevos modelos de negocios que en alguna forma deberían mitigar el efecto de menor recaudación del impuesto a la renta de las personas naturales cuyos trabajos ya no existirán (eso ya viene pasando hace rato) pero lo que no veo para nada muy claro es que se piense en tributar el uso de los robots. Las empresas ya habrán pagado altos precios por los robots y creando con esa demanda condiciones para la permanente innovación tecnológica. Eso también viene pasando hace rato, pensemos nada más en la industria automotriz, y tampoco me parece que se les deba hacer tributar por ese uso de tecnología, de hecho todos esos mayores costos se traspasarían efecto precio a los consumidores.

    Abrzs, P.

  2. Pablo Joaquin Tinajero Delgado Respuesta

    Saludos estimado Raúl. Muy interesante tu primer post del año. Bien escrito y claro. Felicitaciones. La pregunta es: haz analizado la situación en Ecuador, considerando que factura electrónica la “usamos” para liquidar varios tributos internos y si no me equivoco también a transacciones internacionales?

    1. Raul Zambrano Respuesta

      Hola Pablo.
      Muchas gracias por el comentario.
      En mi opinión la implementación de la factura electrónica está bien consolidad en Ecuador, el número de contribuyentes es muy importante, más de 35 000, y el número de transacciones y los montos cubiertos son también muy importantes. Aún falta la incorporación de un número importante de contribuyentes para poder cerrar suficiente los puntos de información para poder hacer algo parecido. En el SRI están haciendo buen trabajo con los anexos. Sin duda la utilización de la factura electrónica va a continuar mejorando.

  3. Laritza Montero Respuesta

    Muy buen post, además nos mantiene al tanto sobre los avances en materia tributaria de los países de la region. De mis esta decirte que en República Dominicana, con la norma sobre remisión de información por medios electrónicos, la DGII cuenta con la herramienta y los datos para elaborar la declaración jurada de aquellos contribuyentes acogidos a regímenes simplificados de tributación, partiendo del hecho de que los datos de los ingresos y compras reportados en los formatos digitales. Un saludo !!

    1. Raul Zambrano Respuesta

      Muchas gracias por el comentario. Es bueno tener noticias de los trabajas en la RD.

  4. Antonio Seco Respuesta

    Felicitaciones, Raúl.
    Creo que la robótica asociada a la inteligencia artificial causarán impactos disruptivos en el mercado de trabajo, y soluciones en la línea del UBI (Universal Basic Income) vuelven a ser seriamente analizadas, así como del «post-work», relativa a un mundo futuro sim empleos (https://www.theguardian.com/news/2018/jan/19/post-work-the-radical-idea-of-a-world-without-jobs). Las AT deben envolverse seriamente en estas discusiones, que las afectarán tremendamente.

    Sobre la exitosa solución de Chile para propuestas de declaraciones, el tema está muy bien explicado, en especial al tocar en la complejidad del entorno de la solución. Creo que existan premisas necesarias para una implementación exitosa de solución similar en otros países, consideradas a partir de la experiencia chilena, tales como:

    * Planeación de largo plazo, con etapas bien definidas;
    * Al nivel de la sociedad, la Internet debe estar madura y su uso diseminado por el territorio nacional. Certificados Digitales de Identificación también deben estar disponibles en el país;
    * Por la Administración Tributaria, la facturación electrónica debe estar arraigada en el ambiente de negocios y consolidada en términos de calidad de la información, continuidad de presentación y eficiencia en la colecta y tratamiento de los datos;
    * La infraestructura informática de soporte debe estar debidamente ensamblada y probada;
    * Son esenciales también acciones intensas de sensibilización y formación de los contribuyentes, divulgación y mesas de ayuda por múltiples canales de atención.

    Abrazo,

  5. Antonio Seco Respuesta

    Felicitaciones, Raúl.
    Creo que la robótica asociada a la inteligencia artificial causarán impactos disruptivos en el mercado de trabajo, y soluciones en la línea del UBI (Universal Basic Income) vuelven a ser seriamente analizadas, así como del «post-work», relativa a un mundo futuro sim empleos (https://www.theguardian.com/news/2018/jan/19/post-work-the-radical-idea-of-a-world-without-jobs). Las AT deben envolverse seriamente en estas discusiones, que las afectarán tremendamente.

    Sobre la exitosa solución de Chile para propuestas de declaraciones, el tema está muy bien explicado, en especial al tocar en la complejidad del entorno de la solución. Creo que existan premisas necesarias para una implementación exitosa de solución similar en otros países, consideradas a partir de la experiencia chilena, tales como:

    * Planeación de largo plazo, con etapas bien definidas;
    * Al nivel de la sociedad, la Internet debe estar madura y su uso diseminado por el territorio nacional. Certificados Digitales de Identificación también deben estar disponibles en el país;
    * Por la Administración Tributaria, la facturación electrónica debe estar arraigada en el ambiente de negocios y consolidada en términos de calidad de la información, continuidad de presentación y eficiencia en la colecta y tratamiento de los datos;
    * La infraestructura informática de soporte debe estar debidamente ensamblada y probada;
    * Son esenciales también acciones intensas de sensibilización y formación de los contribuyentes, divulgación y mesas de ayuda por múltiples canales de atención.

    Abrazo,

    1. Raul Zambrano Respuesta

      Muchas gracias Antonio. Excelente aporte.

  6. Roberto Wajsman (Guatemala) Respuesta

    Gracias por la información, estimado Raúl. Excelente artículo!!! 🙂

  7. José Gregorio Pérez Respuesta

    Excelente post Raúl!

  8. Juan Carlos Lalangui Ortiz Respuesta

    Un buen día Raul, da gusto ver como ya va dando frutos la modalidad electrónica de comprobantes fiscales tanto en las Administraciones Tributarias como en los procesos de facturación para el contribuyente; parecía muy lejos ver que toda la información que se obtiene de los comprobantes de venta electrónicos se utilizaría para en la optimización y simplificación de todo el ciclo fiscal.

    Desde la conceptualización y puesta en marcha de los diferentes esquemas de facturación electrónica a nivel mundial, Chile ha sido el pionero en esta modalidad y vemos como otras administraciones tributarias han tomado los diferentes esquemas y procesos para tomarlos como línea base y traducirlos a la situación de cada país, se va cumpliendo el fundamento de implementar facturación electrónica «no por moda» sino por el uso de información y la simplificación de obligaciones para el contribuyente.

    Es así que las Administraciones Tributarias se encuentran estableciendo y apegándose bajo principios de simplicidad la ayuda y mejor servicio al ciudadano.

    Grandes noticias Raul sobre esta modalidad vanguardista de emisión de comprobantes fiscales electrónicos, vamos analizando otras administraciones tributarias qué otros beneficios se van ya concretando.

    Un fuerte abrazo Raul,

    Saludos.

    Juan Carlos Lalangui O.

    1. Raul Zambrano Respuesta

      Muchas gracias Juan Carlos.
      Efectivamente se marca un hito. No solo se acerca la Administración a la Transacción que genera el impuesto con la factura electrónica, sino que, por supuesto con tecnología, esfuerzo, procesos mejorados, etc., se cambia el paradigma, de pensar que se tiene 4 años para revisar una declaración, a que se tienen 15 días para proponer una declaración.

  9. Fernando Peña Ávila Respuesta

    Chile siempre en la vanguardia en América Latina en control, simplificación y facilitación del cumplimiento tributario de los contribuyentes. 👍👍👍👏👏👏

  10. Roberto Pereira Stambuk Respuesta

    Interesante la experiencia respecto de procesos automatizados de gestión de información que se van implementando en la región. Dentro de esta línea, en Paraguay la SET implemento, en el año 2016, el sistema de retenciones virtuales que obligaba a los agentes de retención a procesar y generar el comprobante de retención en línea, para todos los contribuyentes con los cuales realizan operaciones comerciales. Estas retenciones son sobre IVA y renta, según corresponda.
    Durante el año 2017 los 6464 agentes de retención procesaron 11.539.029 documentos y, a hoy, 25 de enero, se recibieron 740.320 comprobantes virtuales que corresponden a 44 millones de dólares, que con certeza ingresaran a las arcas del Tesoro el siguiente mes.
    Como consecuencia de ello se generaron los siguientes cambios en los procesos de declaración, recaudación y control de obligaciones de retenciones:
    Generación de la pre-liquidación de la declaración de retenciones de los agentes de retención. Aceptada por el 100% de los obligados.
    Acreditación, a todos los contribuyentes retenidos, del importe registrado por los agentes de retención en el proceso de normalización o verificación de su declaración jurada, previo a la acreditación en cuenta corriente del saldo deudor o a favor.
    Eliminación del requisito de presentar, por parte de los agentes de retención, las declaraciones juradas informativas con las retenciones aplicadas.
    Eliminación de los cruces de información para verificar la correcta liquidación de retenciones y la correcta aplicación de retenciones.
    Eliminación de la necesidad de procesos de control y fiscalización de inconsistencias sobre retenciones.
    Todo este cambio genero la optimización en el uso de los recursos humanos de control y fiscalización, siempre escasos en las administraciones y disminuyo el costo de cumplimiento por parte del contribuyente retenedor y del retenido.

  11. Raul Zambrano Respuesta

    Hola Roberto
    Muchas gracias por los datos. Una gran experiencia de parte de la SET en Paraguay que, en el mismo sentido de la reportada en este post, apunta a los dos lados, facilitar el cumplimiento y mejorar el control. Los números son también impresionantes.

  12. Jose Luis Garcia Rios Respuesta

    Hola Raúl, como siempre tus esfuerzos dirigidos a mejorar las Administraciones Tributarias quedan en excelentes reflexiones que dejas para la meditación de quienes tienen la responsabilidad de mejorar las recaudaciones en los países y de los viejos que hemos hecho historia de tales esfuerzos.

    Cierto es que resulta impensable una administración virtual de tributos si no es soportada por la tecnología que hoy dispone la humanidad, mentiría si dijera que mi pensamiento no se sustenta en ella, lo he afirmado en algunas publicaciones.

    No obstante no deja de asombrarme la realidad de los países de la región que conozco, cuando analizo sus niveles de evasión y compruebo circulando por las arterias principales de sus ciudades, la existencia de enormes mercados informales creados por la delincuencia con el argumento de atender la subsistencia de gran parte de la comunidad pobre.

    Estos mercados operan en un escenario poco receptivo de aplicaciones tecnológicas, la economía subterránea está a vista y tolerancia de autoridades que, subyugadas por los medios electrónicos disponibles en la actualidad, eficientizan el control de la formalidad en tanto descuidan el campo inescrutable y misterioso del contrabando, el delito, la falsificación de marcas y las ventas negras de empresas comerciales o de las que se crean para vender facturas sustentadoras de créditos ilegítimos.

    Existen países que legitiman la informalidad como solución a la falta de trabajo en una época en que la ilegalidad utiliza submarinos para el transporte de mercancías ilícitas o los cables de fibra óptica interoceánicos transfieren órdenes electrónicas de compra-venta que superan ampliamente el olfato de los tecnócratas mas pintados.

    Bien lejos debiera estar la robótica de Sarralde de ser una preocupación tributaria para los países latinoamericanos como sustituto del trabajo. Los niveles de desocupación y la generación de fuentes de trabajo son una preocupación muy seria de los países de la región, el trabajo del hombre debería complementarse con el desarrollo robótico y no ser sustituido por él, al menos mientras las condiciones económicas afecten el estado de bienestar en los países.

    Si bien es necesario asegurar las bases para mejorar la calidad de la información en la documentación y registro de la masa de operaciones – in crescendo del planeta – en la economía formal, para la economía informal que opera fuera del escenario tecnológico ha llegado el momento de investigar el incumplimiento como consecuencia de factores socioeconómicos que lo provocan: elevados índices de desocupación, insatisfacción con el gasto público, falta de solidaridad con la pobreza injusta distribución de riqueza, sistemas regresivos de imposición, falta de equidad en la distribución de la carga tributaria, corrupción, autoritarismo, escasa representatividad de las comunidades en las decisiones del Estado.

    La capacidad disuasiva de las Administraciones es una herramienta que sin duda pone en vereda a los defraudadores pero solo hasta que su número y formas de ocultamiento exceden sus limitaciones y ante la impotencia termina recurriendo a moratorias y blanqueos de capitales.

    Las Administraciones deberán superar condiciones de un futuro que se presenta con informalidad en crecimiento y para ello fijar como polo prospectivo el cumplimiento voluntario a quienes con creatividad cooperen en el desarrollo de modelos que actúen sobre las instituciones del Estado y las fibras personales comunitarias de confianza en él y lo consigan.

    Siguiendo la utopía para países latinoamericanos, superadas las limitaciones interpretativas de leyes y de técnicas recaudatorias que llevan a discusiones que hoy solo acrecen los honorarios de muchos profesionales dedicados a explotarlas y los condicionantes socioeconómicos que neutralizan la capacidad de las administraciones para disuadir el incumplimiento, se podrá hablar de una Administración tecnificada para INFORMAR Y SOLO A INFORMAR al Tesoro Público la recaudación obtenida, el cumplimiento voluntario hará el resto.

    1. Roberto Pereira Stambuk Respuesta

      Hola José Luis:
      Como bien afirmas tu que interesante es compartir el análisis de una situación determinada desde las distintas perspectivas donde hasta el aspecto generacional nos ayuda a comprender e incluso relativizar, basados en las distintas experiencias, el resultado de la aplicación de nuevas tecnologías.
      Partimos con la base del post del Raúl donde nos comentaban que el ingreso de los robots al mundo de la producción podría tener efectos negativos en los ingresos tributarios, esta base sirvió para mostrar que trabajos basados en sistemas de informatización automatizados están llevando a eliminar o disminuir la actividad humana en los procesos de declaración, pago, co0ntrol y fiscalización de obligaciones tributarias.
      Raul decía que “Pienso, eso sí, que la administración tendrá la oportunidad – ¿obligación moral tal vez? – de utilizar las tecnologías de información y la creciente capacidad de procesar altísimos volúmenes de información en muy poco tiempo para facilitar el cumplimiento e incrementar el control. Una aplicación de tecnología que simplifique realmente los procesos a los contribuyentes y reduzca sus costos, a la vez que identifique las situaciones de incumplimiento, o la probabilidad de que ocurran, de la manera más oportuna”.
      Donde destacaba que una administración no podía ser omisa en la implementación de mejoras tecnológicas que vayan a facilitar la vida al contribuyente y obviamente faciliten las actividades de la administración.
      Juan Carlos comentaba la evolución de la implementación de sistemas de información debidamente planificada y con objetivos establecidos cuando decía que: “Desde la conceptualización y puesta en marcha de los diferentes esquemas de facturación electrónica a nivel mundial, Chile ha sido el pionero en esta modalidad y vemos como otras administraciones tributarias han tomado los diferentes esquemas y procesos para tomarlos como línea base y traducirlos a la situación de cada país, se va cumpliendo el fundamento de implementar facturación electrónica “no por moda” sino por el uso de información y la simplificación de obligaciones para el contribuyente.
      Es así que las Administraciones Tributarias se encuentran estableciendo y apegándose bajo principios de simplicidad la ayuda y mejor servicio al ciudadano”.
      La implementación de sistemas de información apoyados en herramientas tecnológicas avanzadas debe necesariamente pasar por un claro plan de hacia dónde nos estamos dirigiendo, para que queremos implementar las mismas y cuál es la consecuencia que tendrá la misma para el contribuyente y para la administración.
      Antonio comentaba, basado en su vasta experiencia de consultoría en los diversos continentes y su permanente investigación de tecnologías de información útiles para las administraciones tributarias que: “Creo que existan premisas necesarias para una implementación exitosa de solución similar en otros países, consideradas a partir de la experiencia chilena, tales como: ……..* Por la Administración Tributaria, la facturación electrónica debe estar arraigada en el ambiente de negocios y consolidada en términos de calidad de la información, continuidad de presentación y eficiencia en la colecta y tratamiento de los datos;
      * La infraestructura informática de soporte debe estar debidamente ensamblada y probada;
      * Son esenciales también acciones intensas de sensibilización y formación de los contribuyentes, divulgación y mesas de ayuda por múltiples canales de atención.
      Finalmente nos alertabas indicando lo siguiente: ”Cierto es que resulta impensable una administración virtual de tributos si no es soportada por la tecnología que hoy dispone la humanidad, mentiría si dijera que mi pensamiento no se sustenta en ella, lo he afirmado en algunas publicaciones.
      No obstante no deja de asombrarme la realidad de los países de la región que conozco, cuando analizo sus niveles de evasión y compruebo circulando por las arterias principales de sus ciudades, la existencia de enormes mercados informales creados por la delincuencia con el argumento de atender la subsistencia de gran parte de la comunidad pobre”.
      Todos nadábamos en el mar de la tecnología destacando virtudes y necesidades básicas para el éxito de la implementación de procesos automatizados de gestión de información, explicando resultados y mostrando que son soluciones que consiguieron su objetivo de simplificar el cumplimiento tributario, por un lado y facilitar y optimizar los sistemas de control dentro de la administración que incluye la reorientación de recursos humanos.
      De forma precisa destacas que todas estas implementaciones de herramientas o soluciones tecnológicas están orientadas al mundo de la economía formal y dejas sembrado el llamado de atención de ese mundo paralelo de la economía subterránea, que tiene una significativa participación en la economía global de cada país que no ingresara al ritmo de la facturación electrónica.
      Evidentemente las soluciones que se dan, en ningún caso responden a todos los requerimientos de una administración, sin embrago, permiten concentrar mejores y mayores recursos en la labores de control de los segmentos no formalizados al abandonar el control, necesario obligatorio, de todos los contribuyentes que están en el mundo formal pero aun cometen irregularidades o ilícitos tributarios, debido a que con las nuevas tecnologías podemos solventar, prever y evitar que incurran en tales actos.
      Tampoco como administraciones podrán trabajar en la búsqueda de soluciones transversales a las necesidades sociales, nosotros, como es nuestra responsabilidad, solo podemos proveer de recursos legales al Estado para que desarrollen, otras entidades, sus obligaciones en la búsqueda del bienestar general.
      Como siempre dijimos, soluciones mágicas no hay, pero podemos ir aportando herramientas para mejorar los ingresos tributarios que tienen como fin el bienestar global.
      Un abrazo afectuoso.

  13. Walter R. Respuesta

    Raúl leí tu artículo y el comentario de García Ríos. Hay mucha tela para cortar, porque directa o indirectamente se tocan muchos temas juntos y en forma genérica.

    En mi opinión tiene un acierto la opinión de José Luis en cuanto las facilidades que otorga el SII de Chile, es un paso adelante, pero sólo para los contribuyentes formales. Sería una facilitación enorme para el cumplimiento, pero como un “registro simple dentro de los animales del zoológico”.

    Y ¿afuera del Zoo que pasa?. Personalmente, en algunos Foros en España he criticado “las verdades” de lo que he considerado “doctrina de hoteles cinco estrellas”. Es decir, grandes debates de cómo mejorar la tributación en los países emergentes, y que cuando uno sale a la calle y ve la realidad, y mas cuando la conoces en profundidad, ves otro mundo.

    Para mi hay dos mundos paralelos en la tributación, el de la formalidad y el de la informalidad. No es nada nuevo, pero lamentablemente en las últimas décadas se van separando más. Casi todos los esfuerzos se dedican al primero.

    Las medidas tributarias de simplificación tanto en la emisión como en la registración aprovechando el potencial informático es bueno, un paso adelante, pero solo para el mundo de la formalidad tributaria.

    Y ¿con la informalidad que hacemos? Realmente, poco o nada. En mi opinión, no sólo no hemos hecho avances, sino que hasta hay regresión en el tema. Cuando veo en algunas de las AATT que he visitado que se debaten nuevas medidas, he observado que sólo afectan a los contribuyentes formales. ¿Y los informales pregunto? Es como si se los considerara un caso perdido, pero eso si, mantengamos el silencio, para que no se sepa, y no se agrave la situación.

    Raúl si me preguntarás mi interés profesional hoy en día, para poner un granito de arena más en el campo de la tributación, sería efectuar un análisis profundo de la informalidad tributaria (obvio con fuertes raíces en la informalidad económica y cultural) para proponer medidas “heterodoxas” para comenzar un camino de evolución en su imposición y consiguiente control. Las medidas deberían ser varias y concordantes. Es la asignatura pendiente en la tributación de nuestros países.

    El último comentario de García Ríos, como también el lo define, es una gran utopía, pero dentro de esa utopía no estoy de acuerdo con su idea de que las AATT de los países emergentes sean esencialmente tecnificadas “PARA INFORMAR Y SOLO PARA INFORMAR al Tesoro Público la recaudación obtenida” y dejen en todo en manos del cumplimiento voluntario.

    Muchos menos concuerdo que algún día se llegue a eso, pero no solo en los países emergentes sino también en los países más desarrollados.

    Hoy tuve una reunión con los expertos internacionales sobre tributación de multinacionales, integrantes de la OCDE, y “off de record” me decían que era escandaloso como evadían las multinacionales y que cuando la OCDE dictaba una directiva para prevenir una maniobra fiscal fraudulenta, ellos con sus equipos super especializados ya estaban creando otra. Que en su concepto, y teniendo el nivel de ingresos, eran los contribuyentes mas evasores del mundo. Y Raúl, nadie puede decirnos, que las Multinacionales se mueven en la informalidad. Ellos se manejan con técnicas de planificación fiscal abusiva.

    Por lo tanto, sea el contribuyente individual de un país emergente, o sea una multinacional de un país OCD, todos buscan no pagar sus impuestos. El primero en base general en la informalidad y el último en la planificación fiscal nociva.

    Por lo tanto, pensar como José Luís, que todo debe estar basado en el cumplimiento voluntario, es una grave error. La sociología fiscal alemana en la década del 60 ya nos informaba que siempre que haya tributación va a ver evasión, y eso es así, porque la pérdida de ingresos obtenidos para dárselos al Estado, implica para ellos, “la pérdida de la libertad”, porque con esa porción menos de dinero que les saca el Fisco, deben restringir sus gastos, es decir sus deseos y objetivos, y lo sienten como pérdida de la libertad, y harán todo lo posible y a su alcance para evitarlo.

    Por ello, nunca la efectividad de un ST debe estar puesta exclusivamente en el “cumplimiento voluntario”, sino en medidas efectivas de control, que incrementen la percepción de riesgo.

    Por último, relacionada con la imposición a la robótica, me parece inoportuno su actual planteamiento. Si bien tiene marketing es irreal, pensar hoy por hoy, en una imposición. Todo lo contrario, habrá muchos países que les apliquen subsidios, o diferimientos fiscales a los empresarios que los utilicen. Y ello esta bien, y tiene su razón de ser, que los avances tecnológicos siempre son estimulados fiscalmente para que la economía del país se desarrolle. Aca en la Argentina en la última reforma del IVA, a los que importan bienes de capital se le transforma automáticamente el saldo técnico del impuesto (que no se devuelve) en saldo de libre disponibilidad para favorecer su devolución y con ello un estímulo a las inversiones y la consiguiente producción en el país.

  14. Jose Luis Garcia Rios Respuesta

    Hola Raúl, vuelvo sobre tus reflexiones para incorporar algunas adicionales (a veces los años te llevan a la esperanza de quienes te suceden vivan un mundo más equitativo) resulta interesante la exposición del pensador Tomas More para quien una utopía significa la visión de una civilización o sociedad equitativamente organizada, en la que priman condiciones de redistribución de riqueza que faciliten la convivencia y una sociedad cuyos integrantes vivan con la esperanza de paz, armonía y felicidad.

    Hay que destacar que la visión utópica no implica solo imaginación, puede ser también una forma optimista o esperanzada de observar el mundo y también muestra el rechazo de la realidad por la sociedad.

    Limitando a la contribución el escenario que supone un universo utópico, sostengo que en esencia son tres las funciones de la Administración Tributaria para alcanzar el cumplimiento voluntario: INFORMACION, INTERPRETACION y CONTROL.

    Si el “orden imaginado” al decir de Yuval Noah Harari en su Sapiens, que así considera el orden normativo elaborado por el hombre para su convivencia, pudiera abastecer binariamente las relaciones de los individuos sin zonas grises susceptibles de conflicto y total acatamiento natural de la sociedad, en la hipótesis utópica la función de INTERPRETACIÓN desaparecería de la competencia administrativa.

    Si la sociedad resultara satisfecha por los servicios del estado, si estos fueran prestados por instituciones con valores morales indiscutibles; si la sociedad participara democráticamente en las decisiones del poder que le afectan para el estado de derecho y los servicios y las inversiones del Estado que anhela; si las condiciones de solidaridad existentes garantizaran una convivencia en armonía en la que prevalecen los principios de redistribución del ingreso y si el “orden imaginado” de Harari careciera del nihilismo que hoy se verifica en el comportamiento, la función de CONTROL de la Administración Tributaria ya no sería tan necesaria para una sociedad utópica. Existiría una mayor vocación por el apoyo a la acción del Estado que a buen entender se manifestaría en mejoras del cumplimiento.

    Restaría entonces para la utopía, que la INFORMACION y solo ella, sería necesaria para abastecer ordenadamente los fondos al Estado.

    Obvio es que, hasta tanto, la función disuasiva y represiva de la institución es necesaria, pero también es obvio que entretanto, la informalidad continuará exponiendo la incapacidad administrativa para superarla y los blanqueos resultarán notoria comprobación de ello.

    Estas son las reflexiones de alguien que siempre se ha ocupado – a veces con ensañamiento – de la acción disuasiva y represiva de la administración y ha comprobado -pruebas a la vista- que el comportamiento no se corrige en el largo plazo a través de ella, que subsisten razones socioeconómicas, culturales y aun tecnológicas para el incumplimiento que la administración no maneja y que las instituciones competentes no atienden debidamente.

  15. Kirk Douglas Zerillo Respuesta

    Buenos días, aqui un breve fragmento del Dr. Ernesto Piedras relacionada en algo al tema: “Las capacidades tecnológicas están ahí, el saber que esa es la ruta para cerrar la brecha del desarrollo ya no es un secreto para nadie, lo que tenemos que asegurarnos es que conjuntamente gobiernos hagan su trabajo regulatorio, empresas inviertan y produzcan los servicios y la sociedad nos aseguremos del aprovechamiento de estas capacidades.
    De otra forma mantendremos esa amplitud de la lamentable brecha de desarrollo que hemos padecido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscripciones CIAT

Navega en el sitio sin restricciones. Consulta y descarga los contenidos.

Suscríbete a nuestros boletines electrónicos:

  • Blog
  • Oferta Académica
  • Informativo
  • Publicaciones
  • Alerta de Noticias

Activar suscripción

Miembros CIAT

Representantes, Corresponsales y Personas autorizadas (AT)