Comportamiento contagioso

Divagaciones sobre el cumplimiento voluntario

blog-Contagious behaviorEstaba leyendo un interesante artículo en una revista científica sobre unas ideas que un grupo de investigadores está tratando de probar. En alguna medida el comportamiento puede ser contagioso y para algunas cosas viralmente contagioso. Esta no es una re-expresión del viejo refrán “Dime con quien andas y te diré quien eres”. Es un modelo matemático que implica un montón de ecuaciones que determinarían que mientras mayor sea el número de amigos y conocidos con sobrepeso mayor será la probabilidad de que engordes.

Me preguntaba: si eso es cierto entonces ¿funcionará también si uno a propósito va a contraer el virus? Nuestras abuelas solían llevar a sus chicos cuando niños a contagiarlos con, por ejemplo, varicela para asegurarse de que lo ataque cuando niño, período generalmente sin complicaciones. ¿Podrá ser este contagio de comportamiento de tal manera que con solo involucrarse con gente saludable que hace ejercicio regularmente, que tiene buenos hábitos y se aleja de la comida rápida, uno de alguna forma perder unos kilos, pagar la mensualidad de un gimnasio y cambiar el contenido de la nevera, reemplazando la pizza de ayer por brócoli fresco? Bueno, de acuerdo a estas investigaciones (1) sí.

Aún más, el efecto de causalidad puede ser tal que si un de amigo de un amigo suyo al que usted no conoce es obeso usted puede ganar unos pocos kilos. De la misma forma, el comportamiento solidario pareciera que actúa de la misma manera. La gentileza y buenas acciones podrían ser tan contagiosas como los malos hábitos (2)  Cruzar semáforos en luz roja puede volverse muy común en algunas ciudades. El efecto de causalidad es disputado por otros investigadores y estadísticos y mi propia reticencia a cruzar los semáforos en rojo cuando vivía en Caracas podría ser mejor clasificada como testarudez que como inmunidad pero no puedo evitar pensar en si la evasión tributaria, o el cumplimiento voluntario para el caso, pueden ser así de contagiosos y de serlo cómo esto podría ser usado por las administraciones para sus fines y para la movilización tributaria.

Algunas lecturas podrían ser interesantes: “Lifting the veil of ignorance:  An experiment on the contagiousness of norm violations”,  “Catching Happiness: Christakis and Fowler and the Social Contagion of Behaviors”, “You and Your Friend’s Friend’s Friends”, y ciertamente “Entendiendo la moral tributaria en Ecuador” el trabajo del Servicio de Rentas Internas del Ecuador, presentado por Byron Vázconez en la 45 Asamblea General del CIAT en Quito Ecuador. En el trabajo hay un par de preguntas relacionadas con el “comportamiento contagioso” o de como los patrones de cumplimiento de los otros pueden afectar los suyos.

Saludos y suerte

(1)http://www.nytimes.com/2009/09/13/magazine/13contagion-t.html?pagewanted=all.
(2)Take a look at “Connected,” by Nicholas A. Christakis and James H. Fowler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.