CIAT

Blog > CIAT > Comportamiento contagioso
Sábado, 17 de Septiembre de 2011 00:13

Comportamiento contagioso

Escrito por  Raul Zambrano

Divagaciones sobre el cumplimiento voluntario

Estaba leyendo un interesante artículo en una revista científica sobre unas ideas que un grupo de investigadores está tratando de probar. En alguna medida el comportamiento puede ser contagioso y para algunas cosas viralmente contagioso. Esta no es una re-expresión del viejo refrán “Dime con quien andas y te diré quien eres”. Es un modelo matemático que implica un montón de ecuaciones que determinarían que mientras mayor sea el número de amigos y conocidos con sobrepeso mayor será la probabilidad de que engordes.

Me preguntaba: si eso es cierto entonces ¿funcionará también si uno a propósito va a contraer el virus? Nuestras abuelas solían llevar a sus chicos cuando niños a contagiarlos con, por ejemplo, varicela para asegurarse de que lo ataque cuando niño, período generalmente sin complicaciones. ¿Podrá ser este contagio de comportamiento de tal manera que con solo involucrarse con gente saludable que hace ejercicio regularmente, que tiene buenos hábitos y se aleja de la comida rápida, uno de alguna forma perder unos kilos, pagar la mensualidad de un gimnasio y cambiar el contenido de la nevera, reemplazando la pizza de ayer por brócoli fresco? Bueno, de acuerdo a estas investigaciones[1] sí.

Aún más, el efecto de causalidad puede ser tal que si un de amigo de un amigo suyo al que usted no conoce es obeso usted puede ganar unos pocos kilos. De la misma forma, el comportamiento solidario pareciera que actúa de la misma manera. La gentileza y buenas acciones podrían ser tan contagiosas como los malos hábitos[2].  Cruzar semáforos en luz roja puede volverse muy común en algunas ciudades. El efecto de causalidad es disputado por otros investigadores y estadísticos y mi propia reticencia a cruzar los semáforos en rojo cuando vivía en Caracas podría ser mejor clasificada como testarudez que como inmunidad pero no puedo evitar pensar en si la evasión tributaria, o el cumplimiento voluntario para el caso, pueden ser así de contagiosos y de serlo cómo esto podría ser usado por las administraciones para sus fines y para la movilización tributaria.

Algunas lecturas podrían ser interesantes: “Lifting the veil of ignorance:  An experiment on the contagiousness of norm violations”,  “Catching Happiness: Christakis and Fowler and the Social Contagion of Behaviors”, “You and Your Friend’s Friend’s Friends”, y ciertamente “Entendiendo la moral tributaria en Ecuador” el trabajo del Servicio de Rentas Internas del Ecuador, presentado por Byron Vázconez en la 45 Asamblea General del CIAT en Quito Ecuador. En el trabajo hay un par de preguntas relacionadas con el “comportamiento contagioso” o de como los patrones de cumplimiento de los otros pueden afectar los suyos.

Saludos y suerte

 


[1] Are Your Friends Making You Fat? by Clive Thompson

[2] Take a look at “Connected,” by Nicholas A. Christakis and James H. Fowler

Valore este artículo
(10 votos)
Ingrese al sitio para comentar como usuario registrado
Leído 26173 veces |

Dejar un comentario

Nombre o Pseudónimo (o ingrese para comentar como un usuario registrado)

9 Comentarios

  • Comente enlace Norman A. WILLIAMS Viernes, 14 de Octubre de 2011 07:26 puesto por Norman A. WILLIAMS

    Estimado Raul;
    Continuando con los "divagues", y como bien describís en tu comentario, éstas conductas contagiosas también se aplican al INcumplimiento.
    Creo que hay mucho por conocer frente a ello. Cómo reaccionan los contribuyentes frente a la acción de la Administración. Estas acciones logran que su conducta mejore ?. Por cierto no conozco estudios empíricos que nos ilustren sobre ello.
    En alguna oportunidad hicimos algún análisis en el área operativa, post-fiscalización, pero con una muy pequeña muestra. Los resultados mostraron un comportamiento inelástico de la conducta frente a la acción de la Administración.
    Creo que inevitablemente las Administraciones deben trabajar en varios frentes, en el largo plazo con educación tributaria y en el corto insistiendo en la generación de riesgo.
    Tal vez así se puedan evitar las "EPIDEMIAS FISCALES".

    Saludos.

  • Comente enlace Miguel G. Viernes, 07 de Octubre de 2011 17:10 puesto por Miguel G.

    Realmente hay algo de cierto en el tema, pero siento que toda vez la persona tenga pleno conocimiento de sus responsabilidades no podria dejarse llevar por las acciones de la mayoria.
    saludos

  • Comente enlace Elizabeth Rodriguez Miércoles, 21 de Septiembre de 2011 14:01 puesto por Elizabeth Rodriguez

    Estoy de acuerdo con el escrito de Raúl somos movidos muchas veces a copiar actitudes incorrectas a veces sin darnos cuenta vamos sucumbiendo. Jajaja está bueno el comentario de Oscar yo creo que alguna vez fui kamikazes involuntaria, y no porque lo practique sino porque en el momento me he dejado llevar de la masa cruzando una calle aprovechando que ellos lo están haciendo, pero dentro de mi sé que no es correcto. Es igual que cuando estas en la escuela y te unes con los estudiantes que no les gusta estudiar, llega un momento en que se rien hasta de las malas calificaciones que sacan y no les importa, no obstante por lo contrario si te unes con estudiantes que sacan buenas calificaciones igual quieres ser competitivo y sacar buenas calificaciones. Hay un proverbio que dice: "El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios, será quebrantado".

    Es de primordial importanvia prevenir el contagio.

  • Comente enlace Oscar Nieto Miércoles, 21 de Septiembre de 2011 12:34 puesto por Oscar Nieto

    En mi opinión los comportamientos son altamente contagiosos y las evidencias pueden encontrarse fácilmente en lugares y situaciones que pasamos diariamente.

    Como ejemplo está el semáforo que queda justo en frente a la ventana de la sala donde trabajo todos los días. Es común escuchar mientras trabajo, veículos frenando abruptamente para no atropellar algún peatón, la causa no es otra que la tendencia de la gran mayoría de los peatones de imitar a algún peatón "kamikaze" que decide lanzarse a pasar la calle mientras el semáforo está en verde para los automóviles. Todos los días atravieso por lo menos 4 veces esa calle y me he dado a la tarea de observar cómo nacen, por decirlo de alguna manera, los "kamikazes involuntarios".

    Primero todos los peatones paran para dejar pasar los carros cuando éste cambia de rojo a verde. Aproximadamente 20 segundos después, un peatón que tiene prisa comienza a mirar a lo lejos para ver cuándo tendrá un espacio para parar y a moverse algunos centímetros para el frente (símbolos inequívocos de que no va a esperar). Casi instantáneamente, otros peatones lo ven y comienzan a agitarse también, tomando la misma actitud, miden distancias y tiempos para preparar su arremetida. Cuando llega el momento, el "kamikaze" se lanza y lo siguen todos los "contagiados por su prisa". Eventualmente, en ese preciso momento surgen uno o varios peatones desavisados que llegan a la calle levantando la mirada para saber si pueden pasar o no y al ver a todos pasando, pasan también, sólo que ellos no midieron distancias ni tiempos y muchas veces no miraron el semáforo, ellos simplemente vieron que los demás estaban pasando y pasan, sin siquiera mirar el semáforo o los automóviles y es ahí que nacen los "kamikazes involuntarios", inconscientes de su condición ellos atraviesan la calle sin medir si relamente pueden llegar al otro lado, muchas veces lo logran (gracias a Dios), pero en otras tantas no corren con la misma suerte.

    Por supesto que esta es una situación muy simple que parece no tener relación con nuestras actitudes en el trabajo, el estudio o nuestra "vida tributária", pero si sómos tan "valientes" de dejar nuestra vida en manos de una masa de kamikazes desconocidos que atraviesan una calle, porqué no lo haríamos con cosas que son menos vitales?

    Por mi parte y en el caso específico del semáforo de la calle frente a la cual trabajo he tomado la actitud de nunca pasar con el semáforo en verde, mirar a los ojos a os "kamikazes" con cara de "por qué tanta prisa?" y estar preparado para dar aquel grito de "cuidado!" que ya en dos ocasiones ha "despertado" a mis amigos "kamikazes involuntários".

    Después de eso hay que ir a trabajar, no? Jajjajaja!

  • Comente enlace Felicia Bravo Lunes, 19 de Septiembre de 2011 13:21 puesto por Felicia Bravo

    Estimado Raúl,
    Efectivamente, loscomportamientos son contagiosos, como las enfermedades: las curables fueron estudiadas y ya sabemos cuál es el agente, el vector, las condiciones, la vairantes, los factores genéticos, etc. de cada una de ellas, y, lo más importante, sabemos quénes no se contagiarían y quiénes si; y, tenemos, la cura, el antídoto o la vacuna. Incluso sabemos cuáles no tienen cura.
    Las que no podemos curar, son aquellas que todavía no conocemos del todo o las conocemos y no logramos dar con la cura.
    Eso es lo que pasa con el incumplimiento tributario: todavía no lo conocemos del todo, de ahí que no tengamos la cura perfecta, el antídoto universal, menos áun la vacuna.
    Hay intentos, algunas cosas han funcionado en unos páises y en otros no han dado resultados.
    Para el caso de las enfermedades debemos identificar los factores de riesgo y el proceso de contagio. En relación al incumplimiento, los procesos de socialización y las normas sociales que contribuyen en la formación de la actitud de incumplimiento dle individuo.
    Queda mucho camino por delante.
    Un abrazo,
    Felicia

  • Comente enlace Tere Lunes, 19 de Septiembre de 2011 13:14 puesto por Tere

    Me pareció muy acertada la nota. El hombre no es un ser aislado y en muchas oportunidades recurre a la imitación como forma de aprender . Voluntaria o involuntariamente -salvo excepciones-, el comportamiento de su grupo marcará el camino.

  • Comente enlace MR desde Guate Sábado, 17 de Septiembre de 2011 18:54 puesto por MR desde Guate

    Interesante, pero lo primero es prevenir el contagio del mal comportamiento, para que no pase lo de los semaforos que mencionas. ;)

  • Comente enlace Raul Zambrano Sábado, 17 de Septiembre de 2011 14:03 puesto por Raul Zambrano

    Cierto Decio.. .se ha visto como por ejemplo la misma gente que tira la basura por la ventana sin contemplaciones en una ciudad, recicla la basura en otra....

  • Comente enlace Decio Carretta Sábado, 17 de Septiembre de 2011 09:26 puesto por Decio Carretta

    Yo creo que es natural, el contagio cumplimiento voluntario como un virus, pone diez fiscales en allbook mall y visite 10 tiendas y otras 100 van a pagar su impuesto mas adecuadamente.
    Es un comportamiento de virus por supuesto.
    Por ejemplo voy empezar en un gimnasio cerca de CIAT "powerclub" para mejorar el condicionamiento físico y salud, ¿Tú vas?
    Primero vas colocar un antibiótico y pensar que fue una ocurrencia de momento, y no va a ser molestado por el "virus", fiscales o salud, no hacer nada para que nada cambie. . .
    Deben ser persistentes y constantes las fiscalizaciones, para que el "perico de infección" se torne real.
    ¡Como una Epidemia!.
    Debo demonstrar mejor forma física, tomar otros a gimnasio, para que usted se va al gimnasio con nosotros…
    Otra fiscalización y más 400 van a pagar sus impuestos. . . hasta llegar a 2000 tiendas pagando sus impuestos en una fiscalización de 100.
    Unos van a esperar por la infección real, la fiscalización en su tienda para que lo pague. O se quedar enfermo y esperar el doctor hablar “o gimnasio o vas a morir”...
    Y sigue la vida, con persistencia, o no "a vida" de su tienda, espero...